Ten la casa que siempre has querido

A PRECIO DE COSTE

Una cooperativa de viviendas es una de las fórmulas menos costosas para adquirir una vivienda, dado que desaparece la figura del promotor, y el comprador de la vivienda, como “socio cooperativista”, se ahorra el beneficio empresarial que le corresponde a dicho promotor.

Desde el punto de vista jurídico, la cooperativa de viviendas es una sociedad sin ánimo de lucro y con personalidad jurídica propia que tiene por objeto proveer a sus socios de viviendas, servicios y edificaciones complementarias, organizando el uso y disfrute de elementos comunes y regulando su administración, conservación y mejora, a precio de coste.

Las obras de construcción suelen adjudicarse de conformidad con la normativa que se entrega en los propios estatutos, o que sea acordada por la Asamblea General expresamente convocada para ello.

¿POR QUÉ INTERVIENE UNA SOCIEDAD GESTORA?

Es frecuente que para la creación de cooperativas intervenga una sociedad gestora, con posibilidades de disponer de suelo para construir viviendas, y que a tal objeto promueve la constitución de la cooperativa a la que se irán incorporando las personas interesadas.

A grandes rasgos, la Sociedad Gestora es quien va a hacer sencillo el proceso. Se trata de una persona jurídica, experta en el desempeño de todas las gestiones administrativas, mercantiles, técnicas, etc. necesarias para la puesta en marcha, desarrollo y ejecución hasta su finalización del proyecto constructivo a desarrollar sobre el solar en cuestión, que actúa por encargo de la cooperativa y en nombre y representación de todos los socios que la integran.

Con la actuación de una gestora y sin que intervenga la figura del promotor se obtiene una vivienda a precio de coste:

COSTE

SUELO

+

COSTE

CONSTRUCCIÓN

+

OTROS

COSTES

+

BENEFICIO

PROMOTOR

=

PRECIO

VIVIENDA

Tu mejor socio en este proceso

PRECIO

Las cooperativas son entidades que no buscan beneficio alguno y carecen de gastos estructurales, por lo que su objeto social es la adjudicación de las viviendas a PRECIO DE COSTE, es decir, sin beneficio para el Promotor.

GARANTÍA

Cada socio cooperativista se convierte en autopromotor, obteniendo de esta forma las MÁXIMAS GARANTÍAS Y AVAL ÓPTIMO, es decir, LA PROPIEDAD en escritura pública.

TRANSPARENCIA

Los propietarios son periódicamente informados por la gestora de las finanzas de la promoción, de forma que son conocedores del destino del dinero que entregan.